26 nov. 2014

Escondido estoy mejor.

Veo todo oscuro, no logro distinguir entre blanco y negro. Lo blanco hace a la luz, y lo negro solo forma parte de donde estoy, de la nada misma. Me pregunto a mi mismo por qué estoy ahí, pero no encuentro respuesta alguna. Tal vez sea porque me siento cómodo, pensé. Más que cómodo, seguro, porque sé que nadie sabe que estoy ahí, nadie me buscaría ahí, nadie daría un paso adelante a lo desconocido, ni siquiera yo lo haría, porque esto no es más que algo que yo veo, y ese algo no es más que la nada misma, donde ni ella me entiende a mi, ni yo a ella, simplemente nos observamos mutuamente, mientras miles de telas rodean la estructura, que creo notar, es de roble. Pero volviendo al concepto ya escrito sobre lo desconocido, mi oscuridad, es lo que hace a tu luz, tu mundo sin conocer, es aquel que yo conozco, y viceversa, creeme, sé que no se está tan bien ni allá, ni acá, pero en algún lado de la franja hay que estar, lamentablemente.
En aquel mundo poco usual para mi, suele hablarse de algo llamado "entes", y dicen que éstos forman parte de nuestra vida cotidiana, del día a día, de las futuras generaciones. Por mi parte, preferí siempre llamarlos "seres andantes", ya que no son ni muy macabros, ni muy bonachones, sin embargo hacen lo que hace a su nombre, andar. Pero yo me quedo en el molde, en el molde hecho de roble, porque ahí uno se asegura la vida, los pensamientos, lo que siente y desea o desearía hacer en algún momento de su vida. Entre tanta oscuridad, telas de color rojo, un sin fin de puntos y haz de luces, rodeándome, termino por reconocer,que allá nadie te perdona nada, que no existen las vueltas atrás, que los secretos son secretos mientras los estás relatando, pero que después de eso se transforman en el tópico de la cuadra, en el de tu día. Vuelvo a replantearme el por qué estoy donde estoy, pero no encuentro más razones, ni tampoco las necesito, porque adentro se está bien, se está como en casa. No molestes, no vuelvas, no quiero ser partícipe de tu abominable incandescencia.

5 comentarios:

  1. tuve que leerlo dos veces para intentar entenderlo, y las dos veces se le dado una interpretación distinta por lo tanto no tengo un mensaje claro. Aunque puedo decirte que eso de que pueda interpretarlo de varias formas distintas a la que tu seguro quisiste trasmitir lo hace un texto especial. Hace tiempo que sigo tu blog, pero me desaparecí por cuestiones de la vida de este mundo y ahora he vuelto y espero que sea para quedarme. Te dejo mi blog por si te interesa leerme http://pelorevuelto.blogspot.com/. Besos fugases, te sigo leyendo...

    ResponderEliminar
  2. Esa era la idea, que lo tengas que leer varias veces, porque se puede encontrar más de un significado.
    Me alegro que hayas vuelto al mundo de la escritura, en cuanto tenga un tiempo libre voy a pasar a leer tus escritos.
    ¡Saludos y gracias por tu comentario!

    ResponderEliminar
  3. Sinceramente no he entendido mucho el texto... en fin, no conozco tu historia ni tu situación actual, pero sí te digo que si te quedas encerrado, en la seguridad de lo que ya conoces no llegarás a ningún lado. En esta vida hay que arriesgarse y vivir aventuras para sentirse eso, ¡vivo! ¡Ah!, y recuerda que la única persona de la que debes depender es de ti mismo ;)
    Jaja no sé si te habré ayudado o no... en cualquier caso, espero que pronto te encuentres mejor ^^
    Un abrazo y pásate cuando quieras :3

    ResponderEliminar
  4. Lo miro, lo miro y lo miro, me canso de verlo, lo sigo leyendo y sigo sintiendo que me dice algo ¿Que? no puedo saberlo, pero sigo intentando. Hace que se sienta de una manera extraña y eso me gusta.

    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, esa es la idea, que te deje pensando. Me alegro que te haya gustado.
      Un beso!

      Eliminar