19 nov. 2013

Y el camino del éxito, ¿dónde está?

Llevé todo el año pasado, y gran parte de mi vida, preguntándome ¿dónde se encontraba el camino hacia el éxito y cómo podía acceder a ésta? La respuesta es muy sencilla, ya que no requiere más de esfuerzo y dedicación. No te he contado nada nuevo, ¿verdad? Bueno, pero es que es la verdad por más tonta y obvio que ésta suena.
En la era de la infancia soñábamos con ser “x” cosa, pero con el pasar de los años nos empezamos a dar cuenta que el sueño tiene deseos de tener otro rumbo muy distinto (en la mayoría de los casos) al que deseábamos transitar en una primera instancia. Si eso recién leído no te ha sucedido es que directamente no perteneces a este planeta. Si realmente todos tuviéramos en claro lo que queremos o pretendemos ser en un futuro desde un primer momento, bueno… sería un poco aburrido, ¿no les parece? Y es que creo que ahí está lo divertido de crecer, transitar y experimentar desde que nacemos hasta que morimos. Y digo morimos porque el sueño no tiene por qué morir a una determinada edad. Todos tenemos sueños, pero no tenemos éstos concretamente planteados y bien definidos desde nuestro nacimiento.
Ahora bien, ¿por qué escribo esto? Bueno, la verdad es que por más obvio que suene y un tanto ridículo que les esté dando este consejo a todas aquellas personas que leerán esta entrada, lo que yo quiero hacer es transmitir algo de confianza a esa gente que recién está saliendo de la secundaria y se siente perdido en cuanto a lo que yo denomino “el sueño universitario”. ¿Me van a decir que nunca tuvieron miedo al fracaso? Sí, no hace falta que le pregunte esto a nadie, porque yo también lo viví y lo vivo más seguido que nunca desde que arranqué nuevamente la facultad. Es normal que esto ocurra, pero no hay que frustrarse, simplemente hay que perseguir el sueño, de eso se trata todo esto. ¿Pensás que no tenés talento para nada? TODOS y absolutamente TODOS nacemos con un talento, pero es tarea de nosotros descubrirlo con el paso del tiempo, las experiencias y las diferentes cosas que la vida nos va planteando poco a poco. La idea de esto es desarrollar al máximo ese talento, empezar poco a poco y con el tiempo ir escalando hasta llegar a la cima. Si realmente sentís que todavía no tenés en claro cuál es tu talento, bueno, no importa, pedí ayuda, o más que ayuda, preguntártelo a vos mismo una y otra vez qué es lo que mejor haces, y no tengas vergüenza si ese talento es menor al de tu mejor amigo o alguien que realmente admiras, cada uno nace con un talento y por algo se le es heredado cuando nace.
Estoy acá para contarte que yo también alguna vez (y lo sigo haciendo) me sentí perdido. Desaprobar algunos parciales en la facultad hacía que me preguntara si servía para esto. Tuve la desgracia de cursar con una profesora que me puso un 4 (cuatro) en el primer parcial de ésta materia y al dármelo me dijo muy seriamente: “Si yo fuera vos me replantearía la carrera en la que estás. Estás estudiando una carrera de comunicación y tu parcial estuvo algo flojo, ¿Estás seguro que servís para esto?” Sin dudarlo y sin desconfiar de mi objetivo, le respondí: “Si. Si yo no cometiera estos errores, querría decir que no habría algo que corregir, no habría marco de error. Yo estoy acá para el día de mañana no cometer este y otros errores en un medio de comunicación que puede desalterar el orden y factores de una notica. Es importante que este error se haya marcado ahora, es decir a tiempo.” A pesar de la respuesta que le di, no pude evitar sentir plena inseguridad al volver a casa. Pero recordé por qué había elegido la carrera que elegí porque eso era el camino que yo elegí y estoy seguro de no haberme equivocado en la elección que hice.
Así como a mí me pasó esto a vos te puede pasar lo mismo o algo similar. Pero siempre y cuando tengas en claro el camino a seguir, nada ni nadie deberían poder pararte. Hoy estoy acá para hacerte pensar, para hacerte emocionar, reír y reflexionar. Estoy acá para que digas basta a esos días, tardes y noches dónde las lágrimas se caen por creer que no servís para nada. Estoy acá para decirte que vayas y hagas la prueba, porque con intentar no perdés nada. Estoy acá para decirte que si realmente querés algo y te esforzás por ello, lo vas a conseguir.
¡Mucha suerte!


~ El Hombre Utópico

5 comentarios:

  1. Muchas gracias por el animo. Yo este año termino la segundaría, mejor dicho ya estoy aprobada, solo falta esperar el día de la graduación, y aunque ya escogí mi carrera, a veces me da miedo ese mundo, me da miedo fracasar en ese mundo. Pero muchas gracias por la seguridad que inspira este texto. Tu tampoco te rindas nunca.
    Besos ♥

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que aún existen jóvenes con algo de utopía y se dan el tiempo para olvidar el narcisimo ciber-virtual de un facebook. Un blog es un narcisimo un tanto más sublime, porque sabes que escribes quizá para que nadie te lea. Quizá sólo como una memoria errática y sin interés. Seguramente tu cansancio se modificaría si encontraras a más gente que coincide con tu ámbito de vivir. Yo cada día detesto más mi escuela, estudio filosofía y la academia filosófica es una basura contra-institucional

    ResponderEliminar
  3. Eres genial , he estado apenada durante estos últimos días y me haz hecho dar cuenta que con intentar no pierdo nada :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En serio? Me alegro que te haya servido. Espero que puedas salir adelante, y acordate... si querés algo hay que lugar y dar el máximo en todo momento. Si hay tropiezos, a no desesperar, ya llegarán buenos momentos. Lo importante es nunca abandonar el sueño.

      Eliminar
  4. Hola Utópico, la vida nos enseña lecciones a base de experiencias pero no debemos bajar la guardia porque siempre hay un plan mejor para todos nosotros. Lo importante es precisamente eso que dices "nunca abandonar nuestros sueños", porque gracias a aquellos sueños conseguimos batirnos a nosotros mismos, logrando una versión mejorada de nuestras personas, una version mejor. Excelente texto y muy motivador.

    Un abrazo,
    Francisco M.

    ResponderEliminar