12 nov. 2012

La soñé...

La soñé a Esmeralda, frente a una cascada llorando bruscamente a causa de un amor prohibido y de alguien que yace en el corazón de ésta persona...
La soñé a Gatica y Micaela, en una marcha en contra del gobierno argentino, combatiendo la injusticia y tratando de dar algo más que justicia a la Argentina. No sé quien será Gatica, pero si sé quien es Micaela, una joven mujer, la cual lucho por el amor y la justicia de sus hijos, al final. Nadie la escuchó.
La soñé a Nicole, sola y tan fría como de costumbre, mirando al mar, e intentando encontrarle sentido a la vida, preguntándose en voz baja:  "¿Por qué estoy acá?", "¿Cuánto falta para que Elías vuelva a mi vida?" "¿Y si nunca vuelve?" "Mejor me quedo con el sentimiento y esperanza en estado neutro u off, como gusten llamarlo" - Gritó con la esperanza de que alguien más que yo, la escuchara.
La soñé a Daniela, asustada, pidiendo ayuda. Estaba siendo abusada y golpeada por un viejo dictador del bullying, su nombre, ya no está en mi memoria, puesto que solo tengo una corta imagen de dicho sueño. Ella había quedado, enamorada y con el corazón roto. No podía dejarlo a pesar de que él abusaba de ella y la exigía a hacer cosas que no estaban en la media o posibilidad de la pequeña niña de pelo castaño. Me asusté. No pude ayudarla.
La soñé a Agustina, parada en la enorme calle y circulo que rodea al gran monumento argentino, "El Obelisco", se la veía algo apurada, miraba el reloj rápidamente cada sesenta segundos, imaginando que su novio, otra vez la había dejado plantada. Claramente, se enojaba, pero en su interior sabía que eso iba a hacer otra excusa o motivo para, luego de algunas horas ser redactado, y debatido en su diario. Un debate que solo ella puede discutir y ganar.
La soñé a Florencia regalando besos en una galería ubicada en la calle "41 Street" en Miami, paseando con una larga pollera y unos anteojos de sol. Hacía calor, pero aún así, no dejo de torturándome, haciéndome creer, que realmente podía estar con otros, si se lo planteaba en serio y que tal vez, solo tal vez, el rol o título de "novio" ya no cabía en éste humilde escritor.
En otra ocasión fue aún peor, me dejaba plantado. Sentada en un banco frío y duro de cemento  se la veía con una pollera color verde agua, turquesa, prácticamente, además de que su torso estaba cubierto por una larga remera de color negro, tengo entendido que era su color favorito. Por algún motivo la niebla no dejaba ver su pálido rostro, mucho menos sus labios de color rosa pálido y por ende tampoco eran visibles sus ojos, que a causa de tal niebla, ya no eran verdes, sino que eran un tono más marrón, simulando los de alguien de nombre "Juan Ignacio" ¿Quién sabe qué habrá pasado con sus sentimientos después de eso?
De repente llega, un misterioso hombre, alto, también de piel bastante pálida, su cabello lacio y de un castaño un poco oscuro. Vestía igual que el soñador, con una remera color naranja, algo gastada, sus clásicos jeans y unas zapatillas estilo "skater" "hipster" como quien dice en éstos días. Tal vez era como yo me gustaría verme realmente, nunca estaré seguro de eso. Por algún motivo, se sienta a su lado, le sonríe, la toma de la pera con mucha calidad y timidez y de repente, es quien la lleva a ese "mundo" al que todos somos transportados en cada beso. Me encargué de ver la situación, tras la ventana de un viejo colectivo, y tras ese beso la lluvia comenzó. Claro... también había comenzado una lluvia en mis pupilas, la cual terminaría en cataratas en poco tiempo.

"Los sueños, son solo secuencias, momentos de la vida, creadas por el soñador. A veces éstos se transforman en nuestra peor pesadilla, pero suelen decir que los sueños están y seguirán vivos gracias al soñador, a quien los inventa, puesto que los sueños, solo sueños son..."

4 comentarios:

  1. Genial. Realmente genial. Mejores descripciones imposibles, digo.. por lo acertadas!

    Pd: ya no puedo leerte en twitter :(

    ResponderEliminar
  2. que yo que? Rescatateh loco, que te vigilo como jonathan (?

    ResponderEliminar
  3. La tecnología no podía conmigo, yo sabía que lo iba a lograr, y hoy 3 de diciembre lo logré! Conseguí poner el scroll infinito en el blog. Felicidad absolut :)

    ResponderEliminar