29 sept. 2012

Charla espontáneamente espontanea...

Básicamente, se me hacía tarde, tenía cosas que hacer, pero me tome unos minutos para pensar en mis acciones, en las realizadas, al menos durante el último semestre, o por ahí la última semana, dado que la misma, estuvo bien, pero decepcionó como casi nadie lo esperaba, o al menos como yo no lo esperaba...

Papá: ¡Hey Juan! ¿A dónde vas? Hoy toca Lanús de nuevo ¿verdad?
Yo: Si, pero no por el motivo que vos crees, de hecho ese motivo ya no va a existir en mi, desapareció, como debería ser.
Papá: ¿Ya no va a existir? ¿De qué motivo me hablas? ¿Tu amiga? ¿Cómo se llamaba?
Yo: Florencia, viejo, Florencia, ya van 85059539 veces, que te lo digo, relacionalo con la Primavera, con "Rosa", eso cantaba Sandro, no sé, pero así se llama, así que recuerda su nombre, no es mi amiga, nunca lo fue, tal vez si, tal vez no, tal vez yo me sentí más que un amigo, desde una determinada fecha, ya sabes, di mucho por ella, bueno, no sé que tanto... hice lo que pude, me comporté como pude, actué como pude, no puedo hacer más de lo que hice, porque ese no sería yo, sería como mostrarle un personaje inexistente, vender una imagen, y a ésta altura de mi vida, ya no estoy para esas cosas.

Papá: Bueno, tranquilo, si sabes que hiciste lo que pudiste, ¿por qué encabronarse?
Yo: Porque fui poco suficiente, porque si bien di mucho por ella, no sé si di todo.
Papá: No sé, no te autoexijas, no vivas en una fantasía, si se terminó, se terminó y punto, y por algo el destino, Dios, la vida, quien sea, lo quiso.
Yo: Bueno, es cierto, pero sufrí una decepción, ese es el punto.
Papá: ¿Una decepción? Pero... ¿por qué? ¿se portó mal con vos?
Yo: Para nada. Siempre me respetó, a pesar de todo, lo que pasa es que... bueno, paso algo y eso que paso me tiro abajo, por eso la cara larga, en éste día.
Papá: Ah... entiendo, no voy a entrar más en detalle, no tengo porque saber más sobre el asunto. La cosa es simple, hiciste lo que pudiste, si ella lo valoró y fue feliz, bien y sino.... bueno ya habrá quien te valore ¿no te parece?
Yo: Si, tal cual, estoy de acuerdo, la situación no está fácil, ella lo sabe, yo lo sé, muchos lo saben. No quiero causarle más problema a su entorno, y hablo de su entorno, porque el mío... bueno así está bien y yo no meto a quien no tiene que estar en mis cosas, al menos, no en ésta ocasión. 
Papá: ¿Problemas a su entorno? Tranquilo, la situación no debe de ser tan grave. Dejame adivinar... ¿te cambió por otro?
Yo: No. Es algo mucho peor, algo que duele en serio, que lastima, que me desespera y angustia.
Papá: Supongo, que si hablas en códigos es porque claramente no queres saber más nada sobre el asunto, o al menos no querés que yo lo sepa, está bien, voy a respetar lo que te pasa. Intenta cambiar la cara, eso es todo lo que te digo...
Yo: Si, está bien, mira, viejo... la cosa es así, me tengo que ir re cagando, pierdo el tren, es fin de semana y los trenes no pasan muy seguido, en días así.
Papá: Ok, vaya... "diviértase" si es que puede y ¡arriba el ánimo! ¿Vas a dejarte vencer por una mujer?
Yo: No sé si vencer, pero esa chica significó desde un principio, mucho para mi, muuuuucho... y hablo en serio.
Papá: Bueno, te creo, está bien... ahora... ¿no te tenías que ir?
Yo: Si, eso... bueno, no sé si ésto sirvió de algo, pero en fin, ¡gracias!
Papá: Cuando quieras, hijo...

Se podría decir, que ésta fue la charla más espontanea, tal vez incómoda que he tenido... y básicamente sigo igual, pero por suerte, la vida... siempre regala cosas buenas y en éste caso, me regaló una pérdida, quien le vea lo positivo a ésto, lo invito a comentar, seguiré... tomando mi café y... haciendo mi lista de errores veinte doce.


He aquí yo en mi versión muñeco de Disney, una forma linda de recordarme, supongo ¿no?

2 comentarios:

  1. Nunca paso por acá, creo que debe ser la segunda vez desde que encontré tu blog...
    Primero de todo me gusto mucho la entrada, luego es lindo que por lo menos algo hables con tu papá aunque no le cuentes toda la historia y el porque de la situación. Es lindo cuando te aconsejan porque por ahí uno en ese momento no toma consciencia pero mas tarde lo valora muchísimo. Las cosas SIEMPRE pasan por algo, el destino lo quiso así, son pequeñas cosas que pasan para que ciertas personas no formen parte de nuestro futuro aunque lo queramos en ese momento, después lo vemos con claridad y sabemos que por algo paso..
    El animo arriba, trata de estar con tus amigos, pasarla bien y divertirte.. Mira una película o leer un libro ami me sirve nose a vos :) Besos, cuídate...

    http://www.youtube.com/watch?v=rdOxorbA4IU escuchalo ami me da mucha paz y te tira la posta cuando mas lo necesitas :)

    ResponderEliminar